• IngenieríaBiomédica

Implantes cerebrales y dispositivos vestibles para recuperar la movilidad

Updated: Jan 28

Chad Bouton ha escrito un interesante artículo apuntando hacia donde considera que irá el futuro en investigación para conseguir que los paralíticos vuelvan a recuperar el movimiento de sus brazos. Chad fue el líder del equipo de científicos que hace cinco años consiguió que un paralítico volviese a jugar a "Guitar Hero" implantándole sensores en su córtex motor para registrar la actividad eléctrica relacionada con el movimiento, y empleando electroestimuladores que causan la activación muscular para permitirle volver a recuperar el movimiento del brazo. Este avance fue denominado el "bypass neural".

En este artículo, Chad apunta dos grandes estrategias diferentes para permitir a los ciudadanos con discapacidad volver a recuperar la movilidad de sus extremidades. Por un lado, para lograr una manipulación más precisa de los objetos, permitir que los pacientes vuelvan a recuperar la sensibilidad. Para ello, además de crear un "cortocircuito" entre el córtex motor responsable de los movimientos de una parte del cuerpo y los músculos, también pretende crear un cortocircuito de feedback capaz de transmitir sensaciones al cerebro. El "cortocircuito" responsable del movimiento registra la actividad eléctrica del cerebro, un ordenador empleando técnicas de inteligencia artificial las interpreta, y las traduce a comandos para controlar electroestimuladores que desencadenan los movimientos en los músculos. Por otro lado, el "cortocircuito" responsable del feedback sensorial se basa en sensores conectados en la extremidad en cuestión, cuyos datos serán interpretados por un ordenador, y se traducen en estímulos eléctricos en un implante situado en la zona del córtex responsable de la sensación en esa parte del cuerpo.

Esta primera estrategia está orientada a pacientes que han perdido completamente la movilidad de una parte del cuerpo, y por tanto la transmisión de información nerviosa entre el cerebro y esa parte del cuerpo. La segunda estrategia está orientada a pacientes que todavía conservan un cierto nivel de función motora, aunque no suficiente para ser capaces de realizar de un modo autónomo tareas funcionales. En este caso la idea es emplear un sensor biométrico que registra datos cuando la persona intenta mover una parte del cuerpo. Estos datos son interpretados por un ordenador, que los traduce a comandos de un array de electrodos estimuladores. En esta segunda estrategia, no haría falta cirugía para implantar sensores y electrodos en el cerebro.

Os recomendamos la lectura del articulo completo de chat aquí. Bajo estas líneas podéis ver un vídeo donde se puede ver el sistema de "Bypass neural vestible":


205 views0 comments