top of page
  • Writer's pictureIngenieríaBiomédica

El ojo biónico francés Pixium recibe una inyección de capital que le permitirá llegar a los usuarios finales

La adquisición de la tecnología de Pixium por parte de Science, una empresa de bioelectrónica fundada por un cofundador de Neuralink, ha abierto un nuevo capítulo para el futuro de un innovador implante de retina y de decenas de sus usuarios. Pixium Vision, cuya tecnología Prima para combatir la pérdida de visión ha sido implantada en 47 personas en Europa y Estados Unidos, enfrentaba un futuro incierto. Sin embargo, la intervención de Science en abril, al comprar los activos de la empresa francesa por un monto no revelado, ha salvado este avance tecnológico.

Desarrollado durante una década en base al trabajo del profesor de oftalmología de la Universidad de Stanford, Daniel Palanker, el implante Prima de 2 x 2 milímetros se coloca quirúrgicamente debajo de la retina. Allí, convierte los datos infrarrojos de unas gafas con cámara en pulsos eléctricos que reemplazan las señales dañadas en personas con degeneración macular relacionada con la edad.

Los primeros estudios de viabilidad en Europa y Estados Unidos mostraron la seguridad y potencial efectividad de Prima. Sin embargo, Pixium se quedó sin fondos antes de conocer los resultados finales de un ensayo pivotal más grande y de varios años realizado en Europa.


La adquisición de Pixium por parte de Science abre un nuevo capítulo en la búsqueda de restaurar la visión a las personas que la han perdido. Con un enfoque en la retina y tecnologías prometedoras como Prima y Science Eye, el futuro de la restauración de la visión parece más brillante que nunca.

33 views0 comments

Comments


bottom of page