• IngenieríaBiomédica

Las mamografías 3D pueden incrementar un 41% la detección de cáncer


Recientemente se ha publicado un estudio realizado sobre una nueva técnica de imagen médica en la prestigiosa revista JAMA (Journal of the American Medical Association). Esta nueva técnica crea mamografías en 3D que pueden permitir detectar más casos de cáncer de mama que la mamografía tradicional.

El estudio abarca cerca de medio millón de mujeres y demuestra que el emplear la mamografía tridimensional combinada con la mamografía tradicional en dos dimensiones aumentó en un 41% la detección de cánceres invasivos, a la vez que disminuyó en un 15% los índices de rellamada, lo que significa que hubo que repetir menos veces la prueba debido a resultados dudosos.

La mamografía tradicional en dos dimensiones usa radiografías de lado a lado y de arriba a abajo de los pechos. Este procedimiento puede crear sombras superpuestas que parecen cáncer, y en ocasiones no detecta las lesiones de cáncer que hay detrás del tejido normal. En la mamografía tridimensional se toman múltiples imágenes por rayos X en un arco alrededor del pecho, obteniéndose un conjunto amplio de imágenes desde múltiples ángulos. A continuación un ordenador integra todas estas imágenes y crea una imagen tridimensional del pecho con múltiples capas finas, proporcionando así más información que la mamografía tradicional.

Actualmente sólo hay una empresa que está comercializando dispositivos de mamografía 3D: Hologic (que ha financiado el estudio publicado en JAMA). El coste de estos dispositivos es completamente comparable al coste de los dispositivos tradicionales (en torno a los €200,000 por unidad), por lo que este estudio de JAMA podría jugar un papel muy importante en acelerar la adopción de esta tecnología.

No obstante, algunos radiólogos opinan que las mamografías 2D no se van a terminar todavía, ya que siguen siendo una mejor herramienta para detectar los diminutos depósitos de calcio que son indicio de un carcinoma intraductal, una de las formas más tempranas del cáncer de mama.

La solución óptima pasaría por realizar de modo simultáneo una mamografía 2D y una 3D, aunque esto sí que llevaría a una duplicación de costes en la prueba, si bien es cierto que a la larga este coste inicial de la prueba podría verse compensado por el hecho de tener que tratar a un 41 % menos de pacientes que terminan desarrollando cáncer de mama.

La imagen muestra arriba una mamografía convencional en 2D y una mamografía en 3D con un tumor señalado mediante un círculo.

#cancer #imagen #imagen3d #instrumentalmédico

0 views
  • facebook
  • Twitter Clean
  • YouTube B&W
  • LinkedIn B&W

© 2013-2020 por ingenieriabiomedica.org. Ningún derecho reservado :)